URACCAN otorga la distinción "Forjador de la Autonomía de la Costa Caribe" a la maestra Juliana Francis Smith (1961-2019)
"Ría, sea feliz, ame en libertad, vuele con dos alas y no se apegue a nada". Juliana Francis Smith (Q.E.P.D.).

“Vine a ser feliz, amarme para amar, aprender cada día, e intento enseñar y entender. Reconocer al otro ser, igual". 

El Consejo Universitario de URACCAN, en uso de las facultades que le confiere la Ley 89, Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, y de acuerdo con sus propios estatutos y normas internas, otorgó la distinción “Forjador de la Autonomía de la Costa Caribe” a la maestra Juliana Ileana Francis Smith (Q.E.P.D.), como un homenaje póstumo a su admirable labor académica y comunitaria, y a su lucha por los derechos de los pueblos originarios, principalmente de las mujeres caribeñas.

La distinción fue recibida por su hermana, Gladis Kelly Francis, y entregada por el vicerrector de recinto, PhD. Eugenio López Mairena, quien se refirió a Juliana como “una amiga defensora de lo derechos de las personas y principalmente de otras mujeres”. El emotivo evento contó con la participación de la comunidad educativa y representaciones institucionales, como la alcaldesa municipal Claribel Castillo, quien fuera amiga entrañable de Juliana.

Castillo se refirió a Juliana con mucho sentimiento, como “una mujer muy inteligente, muy brillante; para quienes la conocimos muy de cerca y tuvimos la oportunidad de trabajar con ella; qué gran aporte ha dejado, recorrimos lugares que muchos de ustedes no conocen, recorrimos kilómetros y kilómetros de distancia de Nueva Guinea para hacer investigaciones”.

“Juliana, desde donde está, está mirando el homenaje que sus compañeros de trabajo, sus compañeras, sus hermanos, le estamos haciendo”, dijo Castillo, asegurando que “cuando Juliana murió, muchas mujeres lloraron, porque en ella tenían una miga, una defensora de las mujeres en este municipio”.

Castillo finalizó invitando al estudiantado a interesarse por hacer un estudio sobre la vida de esta “formidable mujer de corazón dorado”.

La ceremonia de entrega de distinción Forjador de la Autonomía contó con un espacio donde se leyera la historia de vida de la maestra Juliana, a cargo de su querida amiga, la maestra Danelia Benavides, quien construyera junto a Juliana dicha historia y quien, al final de su emotiva despedida dijo: “esperamos que te hayas encontrado con tus seres queridos y como la luz que fuiste puedas acompañar con tu energía a cada uno”.

¿Quién fue la maestra Juliana Francis Smith?

Juliana Ileana Francis Smith nació el 18 de febrero de 1961 en Bilwi, Puerto Cabezas, en la comunidad Lamlaya. Allí creció y recibió sus primeras enseñanzas. Fue hija de Richard Smith, un hombre de la etnia creole (Q.E.P.D.), y de la señora Elena Francis Dennis, una mujer miskita; de ahí que la maestra Francis se identificara como una mujer biétnica. Fue la mayor de sus 3 hermanas, 4 hermanos y madre de un hijo.

Desde niña tuvo el objetivo de salir adelante, jamás le dio pena trabajar para avanzar en su educación. Salía a vender frutas para garantizar parte de sus necesidades, como asistir a clase. Fue así que realizó sus estudios primarios en la escuelita de la comunidad de Lamlaya y en Rigoberto Cabezas, en Bilwi. Posteriormente estudió su secundaria en el Colegio Moravo. Con el triunfo de la Revolución en 1979, entró a formar parte de la Policía Nacional, lo que le permitió finalizar sus estudios en 1980 en el Instituto Bartolomé Colón, obteniendo su bachillerato de secundaria y como secretaria bilingüe.

En 1984 viajó a Managua a estudiar y trabajar en el Ministerio de Gobernación y en 1990 se retiró del mismo. En 1991 egresó de la Licenciatura en Ciencias de la Educación, en la especialidad de Inglés, en la UNAN-Managua.

Para 1996 inicia a laborar en la Universidad de Las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN), propiamente en el recinto Las Minas, como docente de tiempo completo de inglés y responsable del estudiantado becado.

Para el año 2000, el recinto de URACCAN Nueva Guinea requería de docentes de inglés y ante las gestiones de vicerrectoría de este recinto, la maestra Francis fue trasladada a este municipio, donde se desempeñó como docente de tiempo completo de inglés y miskito.

Entre sus estudios de postgrado podemos mencionar: Metodología de Investigación con enfoque de Género e Interculturalidad; la Maestría en Perspectivas de Género y Desarrollo, en la Universidad Centroamericana (UCA). Participó en el Curso Internacional de Mujeres y Derechos de los Pueblos Indígenas en el Sistema Interamericano, lo que demostró que cada día se preparó y creció para trabajar por el reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Del 2002 al 2018 coordinó el Centro de Estudios e información de la Mujer Multiétnica (CEIMM), en el que se desempeñó en el acompañamiento y gestión de la Comisión Municipal de Género para la atención a víctimas de violencia de género en un espacio en el que convergían titulares de obligaciones, organizaciones civiles de mujeres y titulares de derecho. Asimismo, estuvo bajo su cargo en representación de la universidad la gestión de partidas presupuestarias municipales para el trabajo de la prevención y atención de la violencia.

Gestionó incansablemente fondos para hacer a URACCAN presente en la lucha contra la violencia en los municipios de El Rama, Muelle de Los Bueyes, El Ayote; y convenios de articulación con la Casa de la Mujer en Bocana de Paiwas, como lo explica en un artículo sobre los impactos de URACCAN-CEIMM en el acompañamiento a dichos municipios, publicado en la Revista Universitaria del Caribe, número 20.

Se desempeñó en consultorías y diagnósticos educativos, de organización ciudadana, del acceso a la información pública, tales como el diagnóstico de género, en 2002, para identificar el nivel de conocimiento sobre género de la población de Nueva Guinea. En 2004 participó en el Informe de Desarrollo Humano; del 2007 al 2008 trabajó en la línea de base sobre la situación económica de las mujeres de los municipios de Nueva Guinea, El Rama, Muelle de Los Bueyes y El Ayote. En el mismo año coordinó el diagnóstico de género en la escuela Enmanuel Mongalo y en la Sistematización de la Comisión de Género de Nueva Guinea. Igualmente realizó investigaciones como Las Cadenas de Valor en Nicaragua (2004).

Asimismo, se desempeñó en el área de investigación. En 2013, junto a Eva Samqui, concluyó con la investigación “Hijas todas, madres algunas”. Además, fue tutora de trabajos de culminación de estudios en URACCAN, entre ellos: “La participación de la Mujer en Actividades Productivas, reproductivas y comunitarias en la zona 6 de Nueva Guinea”, “Acceso a crédito de las mujeres de la Cooperativa del Paraíso Río Plata (Colonia Blanca Sandino)”, en Nueva Guinea.

La maestra Juliana ha demostrado ser un ejemplo de crecimiento personal, la primera mujer miskita–creole en un área predominante mestiza, alzando la voz para hacer visibles los derechos de las mujeres multiétnicas que, por razón de la violencia machista, están en silencio. Una mano amiga para sus hermanas, por las cuales ha luchado para verlas prepararse y crecer. Un pilar fundamental para su hijo. Una mujer que colaboró con aportes al conocimiento de esta casa de estudios, pero, sobre todo, la guía de sus propios sueños, aspiraciones y metas.

Cuando se le preguntó a la maestra Francis cuáles habían sido sus logros, ella respondió; “Mí mayor logro ha sido culminar mis estudios, tener a mí hijo y formar parte de la familia URACCAN, aportar al cambio y transformación de una sociedad más justa y equitativa desde el sistema educativo”.

“Vine a ser feliz, amarme para amar, aprender cada día, e intento enseñar y entender. Reconocer al otro ser, igual con procesos de aprendizaje, reconocer a Dios dentro nos hacer ser uno desde la diversidad y la diferencia. Decirle te quiero mucho. Decirle ‘ría, sea feliz, ame en libertad, vuele con dos alas y no se apegue a nada’. Todo es aprendizaje”.

Juliana Ileana Francis Smith terminó su misión en esta vida el 2 de diciembre de 2019. La distinción “Forjador de la Autonomía de la Costa Caribe de Nicaragua”, con la cual URACCAN distinguiera a la maestra Juliana Francis, asegura en su placa que se debe a la puesta en práctica de sus conocimientos, espíritu de esfuerzo, sacrificios, identidad, lealtad, creatividad, solidaridad, sensibilidad, compromiso social y la articulación institucional en la construcción de un mejor vivir de los pueblos a través del fortalecimiento del sistema autonómico regional y del país. 

Publicado:
Escrito por
Judith Robleto