Excepcionales afromujeres reflexionan críticamente sobre las agendas femeninas afrodescendientes
"Hablen también de su alegría y sus conquistas", invitó Isis María. 

Dixon: "Nos une más que el color de nuestra piel".

Cuatro excepcionales mujeres, originarias de Nicaragua, Panamá y Brasil, analizaron de manera crítica y optimista, a través de la Mesa Temática 6, “Las agendas de las mujeres afrodescendientes en la construcción del desarrollo con identidad de la Nación Afro”. La inteligente moderadora de esta actividad, Shira Miguel Down, se define como “orgullosamente negra y feminista”.

El optimismo y la reflexión crítica de la mujer panameña

La primera participación estuvo a cargo de Uenna Akenke Beste, de panamá, quien es experta gubernamental del Protocolo de San Salvador de la OEA. Sus palabras mostraron profunda gratitud por URACCAN, donde hizo estudios de posgrado. Para ella, URACCAN se ha constituido en un referente internacional indiscutible de defensa y promoción de los derechos afrodescendientes.

Desde una actitud optimista, pero muy crítica, Akenke enfatizó en las redes de mujeres afro y de la diáspora a lo largo del continente y sus esfuerzos articulados para  empoderarse y alcanzar espacios estratégicos en la palestra pública, para impulsar desde ahí políticas públicas que atiendan las necesidades y demandas de las mujeres afro.

En Panamá, compartió la experta, la mujer afrodescendiente tiene el nivel educativo más alto en comparación con los demás grupos sociales. Sin embargo, devenga los salarios más bajos y tiene las tasas más altas de desempleo. Al día de hoy, a la mujer afropanameña le cuesta 10 veces más llegar a espacios de toma de decisiones. En función, propuso Akenke, es necesario implementar políticas públicas que tomen en cuenta la condición de género y de etnicidad, manifestadas por medio de acciones afirmativas que garanticen la inclusión plena de la mujer afro en todos los niveles.

Logros nacionales e internacionales de las afromujeres: la voz de Dorotea Wilson 

Continuando con esa línea de pensamiento, se unió al panel Dorotea Wilson, de Puerto Cabezas, quien es coordinadora de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora (RMAAD), y quien compartió sus experiencias respecto a las demandas de las comunidades femeninas afro en sus países.

Wilson explicó que, pese a que el Decenio Internacional para los Afrodescendientes representa un logro importantísimo para este pueblo, la mayoría de países latinoamericanos no se han suscrito al mismo, continuando con sus políticas centralizadas, con su sistema de blanqueamiento que principalmente pone a las mujeres en condiciones de gran desventaja.

En este punto enumeró, invitando a continuar firmes en la lucha, los losgros nacionales e internacionales, entre los que cuenta las consultas regionales que ahora mismo está realizando el Sistema de Naciones Unidas sobre el Decenio, así como el reconocimiento de la OPS de la UNICEF, el Fondo de Población, la Cepal y la ONU Mujeres, así como programas de becas. En este punto, exhortó, se deben promover acciones de información que permita a todas trabajar en unidad.

El compromiso de URACCAN y ONECA desde la directora del CEIMM

En ese sentido, hizo su brillante intervención la MSc. Bernardine Dixon, quien es la directora del Centro de Estudios e Información de la Mujer Multiétnica (CEIMM), de URACCAN, y quien coordina la Secretaría de la Mujer de la Organización Negra Centroamericana (ONECA), ámbitos desde donde trabaja incansablemente en la construcción de sociedades libres de racismos y de otras formas conexas de intolerancia.

La directora del CEIMM hizo hincapié en el pasado común del pueblo Afro, haciendo homenaje a los ancestros y ancestras que fueron traídos contra su voluntad a las Américas, pero gracias a quienes se construyó “nuevas culturas y nuevas identidades. Nos une más que el color de nuestra piel”, exhortó Dixon.  

En ese punto, la maestra Dixon, destacó la resiliencia que caracteriza a las afromujeres, quienes siempre demuestran fortaleza para enfrentar las situaciones adversas, viviendo en constante resistencia por la búsqueda de nuevas oportunidades, sin perder su sello distintivo e identidad cultural.

“Desde la Secretaría de la Mujer y desde URACCAN mantenemos nuestro compromiso de seguir trabajando en alianza, día a adía, para poder cumplir nuestros sueños desde la cosmovisión y espiritualidad de nuestro pueblo”, afirmó Dixon, quien actualmente es estudiante del Doctorado en Estudios Interculturales que ofrece URACCAN.

El optimismo de la mujer brasileña: la sonrisa de Isis María

Desde Brasil, este IV Coloquio Internacional de Afrodescendientes tuvo la oportunidad de conocer la experiencia de las mujeres afrobrasileñas en la voz de Isis María, Coordinadora de la Red Ella Preta, un organización que trabaja con y para mujeres negras que no tienen mucha oportunidad de desarrollo con identidad y que viven en la marginación social.

“Necesitamos- sostenía Isis- que las mujeres tengan más eco en sus voces”. Por eso, uno de los esfuerzos de la Red Ella Preta, se incorpora a otros movimientos de mujeres negras y se trabaja en áreas de cultura, comunicación y derechos humanos desde la perspectiva de las afromujeres.

Isis, a través de su encomiable testimonio, motivó a continuar con la lucha por los derechos de la Nación Afro. La Red Ella Preta empezó como un encuentro presencial de mujeres con grandes aspiraciones y marcadas por historias de dolor, y hoy involucra a 16 países, haciendo campañas en la lucha sobre la equidad de género.

“No hablen solo de su tristeza ni de sus dolores- exhortó Isis María. Hablen también de su alegría y sus conquistas, de todo lo que las hace brillar”.  

Publicado:
Escrito por
Ricardo Guzmán