Enfermería Intercultural: una carrera cercana a la comunidad
Acompañamiento docente a estudiantes de Enfermería Intercultural. 

En 2015 se inauguró en URACCAN Nueva Guinea la licenciatura en Enfermería Intercultural, una de las carreras emblemáticas de este recinto, ya que unifica los conocimientos científico-técnicos con los tradicionales, a fin de ofrecer servicios de salud integrales.

El componente “intercultural” ha marcado nuestra diferencia respecto a otras enfermerías y universidades. La maestra Sandra Pérez, enfermera de profesión y coordinadora de dicha carrera, explicó que, “Desde que aperáramos enfermería, hemos tenido dos graduaciones del técnico superior, de los cuales hay 5 trabajando en el Ministerio de Salud, que para el ministerio es de gran importancia, porque ya no tiene que capacitar en ese campo, ya que nuestros estudiantes llevan ese conocimiento y articulan ambas medicinas”.

En URACCAN nos hemos identificado con el estudiantado desde el rescate de valores tradicionales. “Nuestros hermanos ancestros usaban la medicina tradicional y se han perdido mucha de esas prácticas, porque en los tiempos de antes se trataban con la medicina tradicional y se miraban pocas enfermedades crónicas y es por ello se estamos promoviendo el uso de la medicina tradicional”, sostuvo la maestra Pérez.

El estudiantado de Enfermería Intercultural tiene, además, conocimientos sobre botánica y sabe todo sobre plantas medicinales, desde su cultivo hasta la dosificación requerida por un paciente, según su condición de salud.

En este sentido, la joven Ileana Billachica, estudiante del tercer año de esta carrera, asegura que “la Enfermería Intercultural que ofrece nuestra URACCAN es muy importante, porque aparte de lo básico de la enfermería, se enfoca en nuestra comunidad y nos abre una puerta, un enlace a la comunidad, que podemos combinar los conocimientos tradicionales con los conocimientos básicos de la salud. Esta enfermería nos relaciona con las personas y nos permite mostrarles que en su entorno hay plantas que podemos aprovechar para curar”.

Por su parte, Asaila Mora, joven miskita que ha viajado desde el Alto Wanki para cumplir su meta de ser una profesional en el campo de la enfermería, asegura que “viene para aprender y ayudar a mi comunidad, en mi comunidad se practica el uso de plantas medicinales también”.

De 2015 hasta la fecha, 146 jóvenes están en nuestras aulas de clases, estudiando Enfermería Intercultural. 

Publicado:
Escrito por
Judith Robleto