Cierre del Diplomado del Modelo de Salud Familiar y Comunitario (MOSAFC) promovido por URACCAN
URACCAN aspira a un sistema de salud con enfoque intercultural, que unifique la medicina tradicional con la medicina occidental. 

Fortaleciendo el sistema de salud desde un enfoque intercultural

“El despertar de nuestra cultura que se nos estaba olvidando”, así se refirió la directora del Instituto de Medicina Tradicional y Desarrollo Comunitario (IMTRADEC), MSc. Serafina Espinoza, al Diplomado del Modelo de Salud Familiar y Comunitario (MOSAFC), impulsado por el Ministerio de Salud (MINSA), en coordinación con la URACCAN desde el IMTRADEC, y en conjunto con el Consejo Nacional de Pueblos Indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua. El MOSAFC cerró oficialmente con 49 trabajos investigativos, en el SILAIS Managua.

Entre las investigaciones destacaron temas sobre el uso de plantas medicinales por parteras y sobre la experiencia y el contexto en cuanto a la pandemia de la COVID-19.

Según la estudiante del diplomado, María Alejandra Centeno, “Esta experiencia fue provechosa, en el caso de nuestro trabajo, que era recopilar conocimientos en el abordaje del empacho con parteras del municipio de Comalapa, Chontales, nos dejó una gran experiencia porque vemos que lo que no cura la medicina convencional lo cura la medicina tradicional”.

“El objetivo del Diplomado fue fortalecer el conocimiento que tienen nuestros médicos tradicionales para que sean reconocidos por el personal de salud”, refirió la MSc. Espinoza, quien también detalla que la mayoría de los participantes de este diplomado eran médicos y enfermeras de la zona del Pacífico, lo cual aporta a un reconocimiento cultural del sistema de salud de la Costa Caribe Nicaragüense.

Henry Galán, máster en Salud Intercultural con Enfoque en Salud Reproductiva y Sexual, docente y jurado de este diplomado, recalca la importancia de estos programas educativos, ya que exponen la vinculación que tiene el conocimiento científico con los conocimientos basados en las naturalezas. “Ese acercamiento, ese proceso de unidad de estos dos conocimientos, va a permitir que Nicaragua tenga un modelo de salud con enfoque intercultural desde el marco jurídico”, resaltó el maestro Galán.

De igual manera, se recalcó la importancia que ha tenido la medicina natural, y que ha venido aportando a la sociedad de generación en generación, permitiendo a través de este diplomado el rescate de las diferentes funciones de las personas que practican este modelo de salud (parteras, matronas, sobadores, entre otras).

En aras de seguir promoviendo los aportes de la medicina natural de la Costa Caribe de Nicaragua, la URACCAN, comprometida en preparar hombres y mujeres con los saberes y haceres en equilibrio y armonía con la Madre Tierra, tal como lo establece en su Misión, seguirá trabajando en programas que promuevan estas prácticas, desde un conocimiento integral. 

Publicado:
Escrito por
Dara Contreras