CEIMM-URACCAN imparte taller a comunitarios y comunitarias de la isla Rama Cay
El empoderamiento de las mujeres, sus derechos y el valor de cada persona fue una de las temáticas más abordada por los comunitarios.

Impulsando acciones estratégicas para la convivencia social armónica

En el marco del proyecto "Descolonización y despatriarcalización para la transformación desde la educación", financiado por SAIH y ejecutado por el Centro de Estudios e Información de la Mujer Multiétnica (CEIMM) de URACCAN, se realizó un dinámico taller, titulado "Implementación de líneas de acción de la Investigación, Género, Violencia y Espiritualidad", con comunitarios y comunitarias de la isla de Rama Cay.

Durante la actividad se abordaron diferentes tópicos, como; “discriminación, violencia de género, la mujer: espiritualidad y religión, y autoestima.” Este taller contó con la participación de 20 participantes, entre ellos hombres y mujeres.

La COVID–19 desde la cosmovisión del pueblo Rama

El taller inició abordando el contexto actual de la COVID–19, donde se reflexionó sobre los riesgos de esta y la precauciones que se deben de tomar para evitar el contagio. Los participantes dieron a conocer sus prácticas desde sus raíces ancestrales, asegurando que las medidas como el lavado de manos, alcohol y mascarillas, para ellos también son importantes, pero resaltaron que el uso de la medicinas tradicionales, que implica preparar y beber té diario con toda familia, ha sido de gran ayuda para sobrellevar la situación de este virus.

Empoderamiento comunitario

Henry Ruiz, miembro del Gobierno Comunal Rama, expresó que este tipo de talleres empoderan a la mujer y la población para respetar los diferentes pensares y sentires. “Es muy importante, porque entre comunitarios hemos compartido la poca experiencia que tenemos y las diferencias ideológicas que tenemos; aun siendo de la misma comunidad, hemos visto que hay diferencias entre el pensar, la religión y violencia de género”, aseguró.

Empoderar a las mujeres sobre cuáles son sus derechos y el valor de cada persona fue la temática más abordada por los comunitarios y comunitarias.

Espiritualidad y práctica  

Conocer sobre la espiritualidad es un gran paso, porque aprendemos a convivir, porque uno puede entender e identificar cuándo estamos haciendo un acto de violencia y cuándo estamos discriminando, y eso nos ayuda a detener las malas acciones.

Hortencia Omier, docente comunitaria, aseguró que conocer sobre la espiritualidad es un gran paso y enfatizó en que las mujeres deben ejecutar los conocimientos compartidos. “Muchos de nosotros conocemos las informaciones que aquí se está brindando, pero no lo ponemos en práctica, de nada va servir si no se pone en práctica. Entonces, lo ideal es conocer la información, compartir la información y ponerla en práctica, para que podamos vivir en paz”, finalizó.

Los participantes agradecieron por todo lo impartido, al igual que se le fortaleció de forma individual y colectiva como comunidad a través de lecturas, ejercicios grupales e individuales, los que ayudaron a una mejor comprensión de las temáticas desarrolladas.  

Publicado:
Escrito por
Keydi Bent