Aspiraciones de un joven con sentido de superación y profesionalización
Carlos García Ortíz, estudiante del curso propedéutico en URACCAN recinto Bilwi
Carlos García Ortíz, estudiante del curso propedéutico en URACCAN recinto Bilwi

Cursando el propedéutico en URACCAN recinto Bilwi

Aproximadamente 300 km recorrió Carlos Danilo García Ortíz, originario del municipio de Mulukukú, quien llegó hasta URACCAN recinto Bilwi para cursar el propedéutico, aspirando a profesionalizarse con las carreras ofertadas.

El joven, de 18 años de edad, aspira a convertirse en ingeniero civil. García considera que el estudiar en esta universidad es un nuevo reto para su vida, además de tener comunicación directa con los demás pueblos indígenas, afrodescendientes y mestizos de la Costa Caribe nicaragüense, “me gusta el lugar en específico y la carrera por la que decidí optar”, comentó entusiasmado.

La vida estudiantil formada en el pueblo mestizo

Asimismo, García narró un poco sobre su experiencia en la educación primaria, “fueron 3 años los que estudié ahí, obtuve buena experiencia, me pude relacionar bien con mis maestros, también me gustaba la práctica de valores, y las culturas”, dijo.

Además, calificó su paso por la escuela secundaria como una experiencia positiva, que ha fortalecido las nuevas ideas que proyectará en su actual vida universitaria, “ahí aprendí a desarrollar nuevas ideas y también tener competencias con los estudiantes, ayudándonos mutuamente sin importar el origen”, destacó.

Reacciones sobre la filosofía institucional de la URACCAN

De acuerdo con García, hasta el momento el mayor impacto que ha tenido con la URACCAN ha sido conocer sus valores, la misión y visión, que componen la filosofía institucional, donde se forman profesionales con sentido humanista, de innovación y emprendimiento y comprometidos con las diversas culturas de los pueblos costeños.

Finalmente, García dijo que escogió Ingeniería Civil, porque de esa manera aportará al desarrollo de su comunidad y alrededores, “es la carrera que a mí me gusta, me gusta hacer diseños, ayudar a los demás para tener una mejor economía dentro del país (…); en algunas partes sí (aportaría), porque en algunos lugares no hay carreteras, sabemos que Ingeniería Civil no es solo de hacer carreteras, también de hacer diseños, me gusta también porque puedo dibujar, hacer planos, y eso fue lo que más me llamó la atención de esta carrera”, concluyó el estudiante.

Publicado:
Escrito por
Neylin Calderón