URACCAN, ONECA y Alianza Américas unen lazos de hermandad para apoyar a las familias de la Costa Caribe Norte
URACCAN, ONECA y Alianza Américas continúan trabajando y gestionando ayuda humanitaria para las familias caribeñas que aún sufren los estragos de ambos huracanes. 

Trabajando por y para los pueblos originarios

Ante los potentes huracanes que azotaron la Costa Caribe Norte, URACCAN, en conjunto con la Organización Negra Centroamericana (ONECA) y con fondos de las organizaciones Alianza Américas, Presente Org. e Hispanic Federation, cumplió con la entrega de un kit de productos alimenticios y un kit de higiene a las personas más vulnerables (madres solteras, ancianas, entre otras) de cinco barrios y 2 comunidades de Bilwi, Puerto Cabezas.  

Previo a la entrega, URACCAN organizó una comisión para realizar un diagnóstico de las personas en mayores condiciones de vulnerabilidad. Estas estuvieron coordinadas por el Centro de Estudios e Información de la Mujer Multiétnica (CEIMM) y conformadas por: Instituto de Promoción e Investigación Lingüística y Revitalización Cultural (IPILC), Observatorio de Autonomía, Cooperación Externa, Instituto de Recursos Naturales, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (IREMADES), docentes y estudiantes de esta alma máter.

Los barrios beneficiados fueron: Punta Fría, Poza Azul, Rosario Murillo, Sandi Bay Sirpi y Wualalaya. Por su parte, las comunidades tomadas en cuenta fueron Tuapi y Krukira. La ayuda fue destinada a mujeres viudas, ancianas, con discapacidad, madres solteras, entre otras, según sus situaciones particulares y necesidades.  

Agradecimiento de algunas mujeres beneficiadas

Luminda Ellis Penli expresó: “Le doy gracias a Dios que aunque han pasado dos huracanes, estamos sobreviviendo en este mundo; les agradezco a ustedes que nos están acompañando esta tarde, yo por lo menos me quedé sin casa, no voy a tener una digna casa donde habitar, pero a pesar de eso aquí estoy agradeciendo a Alianza Américas por este hermoso gesto de ayuda”.

La ayuda seguía llegando y las voces de agradecimiento y bendiciones hacia URACCAN y las organizaciones donantes por este gesto de gran corazón se iban multiplicando.

María Elena Vargas, habitante del barrio Punta Fría, en su lengua miskita expresó “Muchas gracias a las personas que nos están apoyando en este momento en que nos han hecho mucho daño los dos huracanes que pasaron, soy una mujer pobre, discapacitada y les doy muchas gracias por esta ayuda”.

“La ayuda que está llegando es demasiado grande, gracias al Señor y a ustedes también que están trabajando muy duro para compartir, servir a la gente humilde que estamos aquí”, expresó Alda Western, habitante de la comunidad Krukira.

Importante es destacar que ya se culminó con la entrega de este donativo, después de trabajar arduos días, iniciando con el diagnóstico en los 5 barrios de la ciudad de Bilwi y terminando con la entrega en la comunidad de Krukira. Sin embargo, URACCAN, ONECA y Alianza Américas siguen trabajando incansablemente y gestionando ayuda humanitaria para las familias caribeñas que aún sufren los estragos de los huracanes Eta y Iota.

Publicado:
Escrito por
David Solórzano