Grupo de Danza de la Escuela de Liderazgo participará en evento cultural en el Teatro Nacional Rubén Darío
Los jóvenes del grupo de danza, con su instructor, en una de sus prácticas artísticas. 

Representación del municipio de Puerto Cabezas

En el año 2003, URACCAN recinto Bilwi, bajo el financiamiento de Horizont3000, creó la Escuela de Liderazgo, siendo un programa de formación dirigido a la juventud indígena, principalmente de las comunidades. Desde esa primera generación, existen los grupos de danza que destacan la identidad, cultura, las tradiciones y formas de vida de los pueblos indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua.

En este 2020, los representantes del grupo de danza de la sexta generación fueron invitados por la Secretaría de Cultura del Gobierno Regional para participar en el Concurso Municipal de Folklore Intercultural, donde compitieron con 7 colegios públicos de educación secundaria de Bilwi, Puerto Cabezas. Ahí, el Grupo de Danza de la Escuela de Liderazgo se llevó el primer lugar a nivel municipal; ahora, tendrán la oportunidad de representar al municipio en el evento a nivel nacional que se realizará en el Teatro Nacional Rubén Darío, en la capital del país.

“Realmente estamos siendo reconocidos y estamos siendo valorados en todo el quehacer de la universidad. Para la Escuela de Liderazgo realmente no fue como ir a una competencia, sino que ellos (los del grupo) actuaron de manera natural, a como lo han venido haciendo”, expresó la maestra Ivania Simons, directora de la Escuela.

Representaciones propias de los pueblos indígenas

El grupo se caracteriza por representar y mantener viva la cultura miskita desde sus bailes tradicionales, enfocados en las vivencias de cada pueblo, “por ejemplo, ahorita van a ir hacer la presentación de dos músicas miskitas”, aseguró Simons.

Las presentaciones están basadas en juegos tradicionales y la convivencia con la madre naturaleza, dichas actividades se han realizado de manera tradicional en los distintos pueblos de las Regiones Autónomas, generalmente para mantener unida a toda la población de la comunidad, asimismo, destacar la representación de la juventud en las comunidades.

En Managua, danzarán Tambaku, que es un baile tradicional, donde el contenido artístico va enfocado en las maneras de recibir el año nuevo, a como se hacía desde la época de sus ancestros, explicando la unión que ha existido con todos los miembros de la comunidad, el convivir juntos en familia, que por medio de las dramatizaciones se represente el ambiente social de la población indígena, destacando que cada uno de los miembros de la comunidad tienen una libre e importante participación.

Otra de las músicas que tendrán el honor de presentar en el Teatro Rubén Darío es el Krabu Tangni Painkira, este hace referencia al árbol de Nancite, “está alabando a esa fruta, a esa flor como algo propio de la región”, explicó la directora.

Revitalización de la cultura a través de los bailes propios

Por su parte, el profesor Rocky Ronny Maybeth Castillo, instructor de danza del recinto Bilwi, dijo que, por medio de las expresiones artísticas, el estudiantado fortalece su cultura indígena, además argumentó que entre las principales características del grupo está la manifestación de la identidad indígena mediante la danza miskita.

“Los bailes están basados en la representación del quehacer de los pueblos indígenas, sobre la caza, pesca, y la recolección de frutos (…). La coreografía consta de tres partes, (principalmente) se basa en las manifestaciones culturales de los pueblos mediante parodias y juegos, lo cual se celebra en las comunidades indígenas”, detalló el instructor.

El estudiantado que viajará hasta la capital está compuesto por: Anthony Solano, Guadalupe Peña, Lorenzo Simons, Ana Zorayda, Keyla Gutiérrez e Itza Pérez, quienes se encuentran muy emocionados por representar al municipio, y además a la Universidad Comunitaria Intercultural, URACCAN.

El joven Anthony Solano, originario de la comunidad Raití, Río Coco, Waspam, expresó que ser parte de este grupo de danza significa sentirse orgulloso de ser miskito. “Cuando yo estoy bailando me siento más cerca de cómo eran nuestros ancestros (…), lo que más me gusta son las letras de las canciones miskitas y los movimientos que hacemos, porque lo vamos haciendo (bailar) acorde a lo que dice la letra de la canción”, aseguró.

Solano manifestó que cuando realizan la danza, cada movimiento es más que un baile, porque para los indígenas miskitos es una representación de sus sentimientos ancestrales, el detalle de colocarse las vestimentas, es una manera de pensar en cómo vivían en el pasado, sus formas de alimentación y las diversas actividades que hacían para la sobrevivencia.

Finalmente, la estudiante Itza Pérez Romero dijo que se sentía muy orgullosa de ser parte del grupo de danza que irá a representar al municipio en un evento nacional, “me siento orgullosa de representar la etnia miskita, porque yo soy miskita, me siento feliz, emocionada”, concluyó Pérez.

Publicado:
Escrito por
Neylin Calderón