Reintegración académica: URACCAN pone en marcha su propio protocolo de seguridad
Fotografía cortesía URACCAN

De cara al reinicio de clases este lunes 20 de abril, la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) ha diseñado su propio protocolo de seguridad, a fin de garantizar la salud de sus estudiantes, docentes y personal administrativo.

La rectora, Dra. Alta Hooker Blandford, explicó que URACCAN propone una respuesta integral a la pandemia, adaptada al contexto multiétnico de la Costa Caribe para ser implementada en sus cuatro recintos.

Vea aquí el mensaje de la Dra. Alta Hooker, rectora de URACCAN.

El protocolo de seguridad de URACCAN acata las orientaciones del Ministerio de Salud y de la Organización Mundial de la Salud, pero a su vez incorpora la medicina ancestral para fortalecer el sistema inmunológico de su comunidad universitaria y reducir la tensión generada por la crisis. Para dicho propósito, URACCAN cuenta con su Instituto de Medicina Tradicional y Desarrollo Comunitario, y con médicos y enfermeros interculturales.

En este orden de ideas, esta casa de estudios también está promoviendo investigaciones que aporten al tratamiento de los problemas derivados del coronavirus y a su eficaz prevención. Unido a ello, URACCAN continuará con su programa de capacitación sobre esta pandemia y propiciará las condiciones para evitar el hacinamiento y mantener las normas de higiene en todos sus campus.

Tratamiento integral a las problemáticas de salud de la Costa Caribe   

La primera universidad comunitaria intercultural de América Latina, consciente de los diversos problemas que enfrentan las comunidades caribeñas, ha venido trabajando en la prevención del VIH y la Malaria, enfermedades que azotan las Regiones Autónomas, donde los índices de contagio aumentan y causan múltiples muertes. Por ello, el combate contra todos estos virus, incluyendo el reciente COVID-19, es una prioridad para la URACCAN, informó la Dra. Hooker.

El compromiso de esta casa de educación superior con las comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas implica una respuesta integral a sus problemas de salud, ajustada a sus realidades multiétnicas.  

Publicado:
Escrito por
Ricardo Guzmán