URACCAN participa en Simulacro Nacional
Simulacro en el laboratorio de informática del campus Siuna

Implementando diferentes escenarios hipotéticos, la familia de URACCAN participó activamente en sus diferentes territorios, en el Primer Simulacro Nacional Multiamenazas, realizado la mañana de este miércoles mediante la coordinación del Estado de Nicaragua, con el objetivo de preparar a la ciudadanía ante cualquier eventualidad o situaciones adversas que pongan en peligro la vida.

Bajo la hipótesis de un sismo de 7.3 grados a 25 kilómetros de profundidad y 85 kilómetros frente a las costas de Casares, Carazo, desde la Oficina de Enlace con sede en Managua, las y los colaboradores participaron simultáneamente de esta actividad, coordinado desde el área de Recursos Humanos, los Comités de Gestión de Riesgo y el área de Higiene y Seguridad.

El Lic. Alcibiades Hernández responsable de Higiene y Seguridad, valoró como un éxito la respuesta del equipo en este ejercicio nacional, “hubo participación de todo el personal, en otros simulacros se les ha dado las indicaciones de como salir y reaccionaron inmediatamente”, observó.

De igual manera, MSc. Rosibel Jarquin Bravo Secretaría del Despacho-Rectoría, asegura que es de suma importancia esta actividad porque permite no solo estar preparados individualmente, sino también coordinados como colectivo y recalca el buen trabajo que se realiza desde la institución, orientando a cada uno de sus colaboradores, mediante capacitaciones, que permiten lograr una mejor articulación en caso de cualquier desastre.

Escenario en Recinto Nueva Guinea

Desde este recinto, la comunidad universitaria participó simulando un sismo de 8.1, a treinta kilómetros de profundidad, en la escala de Richter, donde además se presentó un estudiante lesionado y más de 394 evacuaciones de las aulas de clases, siendo la cancha el lugar decretado para resguardarse.

Para la representante del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), que se encuentra en este recinto como parte del Consejo Superior Universitario Centroamericano CSUCA, MSc. Susi Jirón, en nombre de la secretaria de esta institución Licenciada Claudia Herrera, “felicita este proceso que ha sido de gran aprendizaje, donde además se tiene pensamiento a futuro que todas las sociedades sean seguras el desarrollo con equidad, y estos procesos de simulacro nacional fomentan estos espacios”.

Finalmente, la funcionaria felicitó a los nicaragüenses por realizar estos ejercicios y particularmente a la comunidad universitaria de URACCAN por lo que ella llamó “un proceso sumamente técnico, valorado y organizado con la participación del personal docente, administradores y estudiantado”.

Escenario de incendio en Recinto Las Minas

El ejercicio simulado desde el campus Las Minas, consistió en un sobre calentamiento en el sistema eléctrico del edificio de informática lo que produjo un voraz incendio, afectando gravemente a docentes y colaboradores.

Para ello el personal de URACCAN, se dispuso a acatar las orientaciones que hay y seguir las rutas de evacuación que están establecidas para proteger la vida de cada uno de los colaboradores, afirmó Laura Polanco responsable de Higiene y Seguridad Laboral y miembro de la Comisión Universitaria de Gestión Integral de Riesgo (CUGIR).

Por su parte la coordinadora de CUGIR PhD. Angélica Leonor Ruiz Calderón, destacó que el ejercicio fue un éxito ya que se logró la evacuación en un minuto y medio y participaron un total de 69 colaboradores de este territorio.

Vivencia del simulacro en Recinto Bluefields

Desde el campus Bluefields se desarrolló un escenario de incendio estructural, en el cual se activaron brigadas contra incendios, de evacuación y de primeros auxilios para dar respuestas oportunas a la eventualidad.

Al respecto el Lic. Yader Fajardo, miembro de la Comisión de prevención y gestión de riesgo, manifestó “en esta ocasión simulamos un incendio estructural pues es una de las amenazas que tenemos en el recinto y debemos saber cómo actuar en caso de un hecho real, para eso la comunidad universitaria debe estar capacitada parta dar respuesta”.

En ente sentido la brigada de primeros auxilios conformada por enfermeros del Instituto de Medicina Tradicional y Desarrollo Comunitario (IMTRADEC), atendió a una paciente con quemaduras leves, “si hubiera sido un caso más grave se remite al hospital para su debida atención”.

El ejercicio duró aproximadamente ocho minutos en lo que se logró apagar el conato de incendio y dar atención a la paciente afectada con quemaduras leves.         

Publicado:
Escrito por
Dara Contreras y Divulgadores