URACCAN entrega más de 50 nuevos Técnicos de campo en Cacao y Café en la extensión universitaria Waslala
Técnicos de campo en Cacao y Café en URACCAN extensión Waslala
Técnicos de campo en Cacao y Café en URACCAN extensión Waslala

URACCAN, desde sus recintos y extensiones universitarias, trabaja para hacer realidad el modelo de extensión comunitaria intercultural, esta vez, entregando a la comunidad de Puerto Viejo, un total de 33 jóvenes que aprobaron el curso de técnicos de campo en cacao, y 26 jóvenes que aprobaron el curso de técnico de campo en café en la comunidad de el Sombrero y Kasquita, lo que viene a fortalecer las unidades productivas de más de 30 comunidades de Waslala, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

De acuerdo con la MSc. Rosidani Molina, coordinadora de URACCAN extensión Waslala, esta es la tercera graduación de técnicos de campo en cacao, que se celebra en la comunidad de Puerto Viejo.

“Con mucho orgullo el día de hoy estamos graduando a estos profesionales capacitados y tecnificados para manejar estos rubros de la producción, principalmente en las comunidades de Puerto Viejo y Kubali, Sombrero y Kasquita y comunidades aledañas”, afirmó la coordinadora de URACCAN Waslala.

Procesos formativos satisfactorios

Para URACCAN es muy satisfactorio estar cumpliendo una vez más con la misión y visión institucionales, de formar hombres y mujeres con capacidades científico-técnicas, gracias al Proyecto “Mi finca, Mi empresa”, auspiciada por Sei So Frei, que está haciendo realidad este sueño de los productores y sus hijos.

Esteban Martínez, representante del FSLN en Waslala, felicitó a los nuevos técnicos y les explicó que lo importante es el conocimiento y es lo que van a llevar siempre, así mismo recordó que desde el Gobierno, se inició la gran jornada nacional de alfabetización para llevar el conocimiento a todo Nicaragua.

Agradecimiento y objetivos a futuro

Julia Zelaya Castillo, la mejor estudiante del curso técnico de campo en café, aseguró que “los conocimientos adquiridos los llevaremos a la práctica en las parcelas productivas donde ahora se trabaja de forma tecnificada”, expuso.

Asimismo, la joven Zelaya Castillo expresó su agradecimiento para con URACCAN y Sei So Frei. “Nuestro profundo agradecimiento para el organismo donante Sei So Frei, por el apoyo económico para la formación de cada uno de nosotros en la formación de técnicos de campo en café”, afirmó Zelaya.

El técnico de campo en cacao Alejandro Díaz Rodríguez, dijo que lograron tener culminada una etapa importante en sus vidas y que los conocimientos adquiridos les permitirá llevarlo a la práctica en las parcelas productiva.

Díaz Rodríguez también agradeció a Sei Si Frei por el aporte que dio para que lograran culminar el curso técnico de campo en cacao, ya que fue indispensable esos recursos en el proceso de su formación.

Fortaleciendo los procesos comunitarios desde la educación superior intercultural

La Dra. Angélica Leonor Ruiz Calderón vicerrectora de URACCAN las Minas aseguró, que con este proceso de formación URACCAN contribuye al desarrollo económico de las familias del municipio de Waslala y las cadenas de valor de cacao, que es la base de la economía de esta comunidad y la región.

“Estos procesos de formación que se desarrollaron en URACCAN, están enmarcadas en el modelo de extensión comunitaria intercultural de nuestra universidad; expresada como un proceso de diálogo de saberes y conocimiento tanto endógeno como exógenos”, dijo la doctora Ruiz Calderón.

La vicerrectora, además, envió el saludo de los amigos de Austria y Sei So Frei que no pudieron estar presentes en esta graduación por el contexto de la pandemia del COVID 19, cuyo aporte invaluable ha sido muy importante para este proceso de formación.  

Finalmente, Ruiz expresó que estos procesos se realizan para, “Desde allí ofrecer un espacio para aprender compartir y validar estos conocimientos técnicos agropecuarios que promuevan este desarrollo integral y sostenible que permitirá incrementar la productividad de sus parcelas”, concluyó.

Publicado:
Escrito por
José Garth Medina