Pronunciamiento Público del Consejo Universitario de URACCAN

Sub Titulo: 
CUU-1era Sesión Ordinaria 2017
Créditos: 
URACCAN
imagen: 
Un espacio de concertación para la vida de las mujeres sin violencia
Pronunciamiento público del Consejo Universitario de URACCAN

 

La comunidad educativa de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense, URACCAN, en el marco de la conmemoración del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer y desde el análisis hecho en el seno del Consejo Universitario, frente a la preocupante y compleja situación que vive nuestro país en torno a los hechos de violencia en general y en especial hacia las mujeres, la poca práctica de nuestros valores ancestrales y la pérdida de la convivencia en la colectividad, hace público su repudio a estas manifestaciones que enlutan a las familias nicaragüenses y convulsionan nuestras sociedades multiétnicas, por lo que,

Considerando:

1.   Que Nicaragua incorpora el delito de femicidio a una legislación integral y especializada, creando las condiciones necesarias, entre ellas: creación de juzgados especializados en violencia; equipos interdisciplinarios para la atención y fiscalías de género.

2.   A pesar que el 26 de enero del 2012 fue aprobada la Ley Integral contra la violencia hacia las mujeres, ley 779 y las reformas a la ley número 641 “Código Penal” en el considerando que la normativa existente para frenar la violencia de género en contra de las mujeres, no ha obtenido los resultados buscados para la efectiva protección de la vida de las mujeres.

3.   La violencia sexual, por su parte, es uno de los problemas sociales más graves que afecta a la Costa Caribe Nicaragüense, cada vez con mayores connotaciones en menores de trece años de ambos sexos, y agravada por factores como el narcotráfico, el avance de la frontera agrícola o el turismo sexual, que han agudizado los índices de explotación sexual y del tráfico de mujeres, adolescentes y niñas.

4.   Las estadísticas registradas por las organizaciones de mujeres a través de los monitoreos constantes en cuantos a los casos de femicidios, demuestran que en el año 2016, el país registra un total de 49 femicidios, de este total la RACCS ocupa los primeros lugares, seguido de Jinotega y la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

5.   Los casos de delitos de violencia de género y sexual, contra la libertad e integridad física, psíquica, contra la vida, las obligaciones derivadas de las relaciones familiares, cometidos en contra mujeres, niñas, niños y adolescentes, dichas acciones punibles han sido cometidas primordialmente por cónyuges, ex cónyuges de la mujer o algún familiar cercano. Estos hechos provocan consecuencias muy dolorosas en las víctimas, sus familiares y la sociedad en general. Lo más preocupante de esta situación es que la mayoría de los feminicidas se encuentran prófugos de la justicia, aún cuando en el país existe una ley que regula la violencia contra las mujeres.

6.   Que la URACCAN, como institución académica con un modelo educativo comunitario intercultural, ha venido impulsando iniciativas de acompañamiento local y regional mediante: la participación en el Observatorio voces contra la violencia “Los datos hablan”, la Auditoría de género, el diagnóstico del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, el trabajo desarrollado por las Comisiones de discriminación, violencia y otras formas conexas en URACCAN, entre otros.

Acuerda:

a)    Continuar el trabajo articulado entre los distintos estamentos de la universidad para ser el espacio del debate público en los temas que promuevan la convivencia, el respeto hacia las mujeres y los diferentes Pueblos, la seguridad y la armonía en las familias y comunidades, planteando respuestas institucionales, a través de herramientas que explicita la lucha contra la eliminación de todas las formas de discriminación, violencia e intolerancia, implementado estrategias de visibilización, atención y prevención de este problema social.

b)    Establecer de manera estratégica mecanismos para seguir en el fortalecimiento de las articulaciones en las instancias municipales, regionales y nacionales que trabajan en la defensa de los derechos de las mujeres y la promoción de comunidades seguras y respetuosas.

c)    Fortalecer las alianzas con las redes comunitarias, organizaciones locales, iglesias  y los medios de comunicación para continuar con las campañas educativas y procesos formativos que incidan en cambios de actitudes y promueva valores de respeto, solidaridad, humanismo, co-responsabilidad y confianza.

d)    Seguir en la búsqueda de hermanamientos solidarios en el que se aseguren estudios académicos en el que se cristalicen medidas de prevención de la violencia hacia las mujeres, los que a su vez deben compartirse en cada uno de los espacios de diálogo de la universidad.

Finalmente, desde nuestra universidad seguimos en el compromiso firme de continuar promoviendo la cultura del encuentro y ser el espacio para propiciar el diálogo y la concertación y la construcción de ciudadanías interculturales.

Hacemos un llamado a las autoridades regionales, nacionales y la comunidad internacional a que juntemos nuestras manos. Las mujeres son seres humanos y personas que contribuyen a la consecución del desarrollo con identidad en armonía con los hombres, el medio ambiente y nuestro entorno. No podemos hablar del Buen Vivir, Vivir Bien y Vivir con dignidad si se está cercenando sus propias vidas.

Dado en Siuna, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, durante la Sesión Ordinaria No 01 – 2017, a los cuatro días del mes de marzo de dos mil diecisiete.

audiomp3: 
tag: