Perfil IPILC

La Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) es una “Universidad  comunitaria, intercultural y de interés público en las regiones autónomas de la Costa Caribe nicaragüense”. URACCAN sirve a los pueblos indígenas, afrodescendientes y mestizas a nivel regional, nacional e internacional a través de tres ejes de incidencia: docencia, investigación y extensión social y comunitaria. Para lograr sus objetivos y coadyuvar al éxito de su Misión, particularmente alrededor de estos dos últimos ejes, URACCAN ha creado hasta la fecha cinco Institutos y dos Centro de Investigación cada uno con sus misiones, visiones y objetivos particulares.

Creación del IPILC

El Instituto de Promoción e Investigación Lingüística y Revitalización Cultural (IPILC); formó parte de los planes de URACCAN desde el inicio de su Proyecto de creación. En un estudio auspiciado por la Asociación URACCAN Informe sobre las Necesidades Lingüísticas del Estudiante de la Costa Caribe Nicaragüense con miras a la implementación de un Nuevo Curriculum (Freeland & McLean, 1994),   se hace evidente la necesidad de crear un Departamento de Lenguas que responda de manera consecuente  a la riqueza multilingüe y pluricultural de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense, a la vez que asegure el pleno ejercicio de los derechos culturales y lingüísticos de sus ciudadanos y ciudadanas, mediante la legitimación de espacios para una educación de calidad con pertinencia y equidad.

La legitimidad en la educación que busca el IPILC, es un nuevo modelo de educación integral e inclusiva que URACCAN, en su carácter de Universidad Comunitaria e Intercultural, asume para las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua.

El IPILC se crea en 1995, el mismo año que abre sus puertas URACCAN en los Recintos de Bluefields, Bilwi y Las Minas. Es una década de auge para la Educación Intercultural Bilingüe en el Continente Latinoamericano y el Caribe, así como para los Movimientos Indígenas de Centro y Sur América, particularmente Perú, Ecuador, Bolivia y Guatemala que apuestan a la EIB como propuesta política de reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes históricamente conculcados. Simbólicamente, es también el año en que se lleva a cabo en Antigua, Guatemala el I Congreso Latinoamericano de Educación Intercultural Bilingüe.

Inatalaciones del IPILC en el recinto Bluefields

En cierta forma este Congreso, celebrado en Septiembre de ese mismo año vino a fortalecer la idea de hacer algo más que un Departamento de Lenguas, vista la complejidad de los entornos sociales de nuestros pueblos a lo largo del Continente, subsistiendo bajo condiciones precarias frente a las sociedades hegemónicas. Se abrió toda una ventana de contextos y experiencias para buscar salida a las asimetrías sociales, cada uno desde su propia realidad y perspectiva, haciendo acopio de su mejor creatividad.

Fue así que, posterior al Congreso y retomando otras experiencias y buenas prácticas en contextos similares al de la Costa Caribe Nicaragüense. Se aprendió de tres experiencias; La primera fue la de conocer el trabajo del Instituto Lingüístico de la Universidad Rafael Landívar en lo relativo a investigaciones lingüísticas, rescate cultural y elaboración de textos y materiales para la educación intercultural bilingüe.

Otra experiencia fue la de la Academia de las Lenguas Mayas de Guatemala, con sus trabajos de sistematización ortográfica, estandarización y normalización de las 23 lenguas indígenas de ese país. Finalmente, una tercera experiencia fue la de los Altos de Verapaz a un novedoso Proyecto de Elaboración de Textos para la EIB, por autores no indígenas, pero que sí tenían el expertise en la materia.