Mejoras infraestructurales en biblioteca del recinto

Por: Judith Robleto

URACCAN, en su recinto universitario Nueva Guinea trabaja el proceso de fortalecimiento en mejora infraestructural de la biblioteca luz en la Selva, desde la gestión territorial y el apoyo de rectoría de esta casa de estudios suoeriores interculturales, realizando una inversión para el reemplazo de techo y mantenimiento general de la estructura.

Este edificio fue construido desde el 2007 y ha significado un aporte importanten en la creación y recreación de conocimientos, saberes y prácticas de la comunidad universitaria, de acuerdo con la maestra Bianeth Delgadillo, responsable de biblioteca del recinto “A la fecha ya ameritaba realizar mantenimiento o reparación, ya que el techo se encontraba en malas condiciones y en época de invierno se filtraba el agua, lo que es perjudicial para el acervo bibliográfico que tenemos”, aseguró.

Este espacio de concertación de conocimientos ha podido ser reparada gracias al compromiso de las autoridades de esta casa de estudios. Entre las mejoras, se destacan el reacondicionamiento de la estructura metálica de fachada para ajustarla a dos aguas, igualándola a caída de techo conforme el resto del edificio, reinstalación de cielo falso con láminas de plycem texturizado y la reinstalación de sistema eléctrico de fachada.

La Biblioteca en datos

La Biblioteca de Luz en la Selva, ofrece 12 horas diarias de atención al público, de lunes a domingos de 12 a 15 horas, y es atendida por una responsable de biblioteca y tres bibliotecarias pertenecientes a la plantilla del personal permanente de esta casa de estudios. Las bibliotecas de URACCAN cuentan con materiales bibliográficos, entre libros impresos y digitales, documentos, mapas, materiales audiovisuales, monografías y tesis; además del acceso a 28 bases de datos científicas que disponen de más de 150,000 títulos de libros a texto completo y artículos de revistas científicas

El doctor Eugenio López, vicerrector del recinto universitario, destacó las gestiones realizadas para la mejora de la biblioteca. “Era fundamental ya que hablar de nuestras bibliotecas es saber que dan un servicio y éste es completo”, refirió.

Además, el vicerrector señaló que las bibliotecas de URACCAN son “Un espacio que permite informarse, de autoprepararse y que sin duda complementa y contribuye al fortalecimiento de las actividades orientadas a la creación, recreación, diseminación e intercambio de conocimientos y saberes”, añadió.

En este contexto, la maestra Magda Martínez, administradora del recinto, comentó que “Al finalizar el año 2019, recibimos el presupuesto que nos permitió hacer los respectivos procesos de compra por contrataciones menores y procesos de ley, para hacer las mejoras al edificio de biblioteca que tenemos en el recinto”, explicó.

La actual ubicación dispone de mayor luminosidad, tiene una superficie de 540 metros cuadrados, y dispone de 90 sillas con 15 mesas, como parte de los puestos de lectura y 10 ordenadores para consultas de Internet, bases bibliográficas o catálogos en línea.