Reseña Histórica institucional

BREVE RESEÑA HISTORICA DE LA UNIVERSIDAD DE LAS REGIONES AUTONOMAS DE LA COSTA CARIBE NICARAGUENSE (URACCAN)

En 1975, por gestión de algunos docentes que impartían clases en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), esta institución de Educación Superior comienza a implementar ciertos programas de extensión universitaria en los municipio de Bluefields Región Autónoma Caribe Sur y Puerto Cabezas, Región Autónoma Caribe Norte, orientados a preparar profesores de secundaria en servicios y bachilleres en las carreras de Ciencias de la Educación con énfasis en Ciencias Naturales, Inglés, Química, Biología, Matemáticas y Español. Estos programas también ofrecían la oportunidad para que los bachilleres de ambas regiones, cursaran el primer año universitario o de estudios generales en la Costa Caribe.  

Mientras se impartían los programas de extensión universitaria de la UNAN Managua, algunos profesionales de ambas regiones deciden aunar esfuerzos en torno a la idea de establecer una universidad propia de la Costa Caribe, cuya finalidad sería formar especialistas que conocieran a fondo la naturaleza de la región y usaran de manera racional y cuidadosamente sus recursos naturales, para la satisfacción plena de las necesidades del pueblo. Sin embargo, este primer esfuerzo no prosperó.

En el año 1980, alegando falta de presupuesto y disposición docente, la UNAN Managua decide cerrar sus programas de extensión universitaria, lo que constituyó un duro golpe para la región del Caribe, tomando en cuenta que por primera vez se había intentado encontrar una respuesta al problema de la demanda de Educación Superior, ya para entonces habían estudiantes a punto de graduarse.  

Desde esa fecha, el gobierno de turno, implementa un programa rotativo de becas para estudiantes costeños quienes tenían que trasladarse a la región del Pacífico para continuar los estudios superiores debiendo escoger entre las carreras que ofrecían las universidades de esta región del país, descrita como importantes para la nación, pero no eran las más pertinentes para el desarrollo de la región del Caribe. En consecuencia el estudiante costeño o costeña después de graduarse, acababa por establecerse en el Pacífico o en el exterior, donde se le ofrecía oportunidades de empleo y salarios acordes con la preparación profesional obtenida.  

Al respecto, cabe señalar que de 170 costeños que anualmente recibían becas para estudiar en el Pacífico, solamente entre el 3% y el 5%, lograban graduarse. Algunas de las razones obedecían a la falta de asistencia económica, ya que la beca no cubría todas las necesidades que surgen cuando un estudiante debe vivir fuera de su región, aunque para la mayoría, el problema fundamental era que no lograban adaptarse al entorno ofrecido en las universidades que carecían de un enfoque intercultural en las Instituciones de Educación Superior, terminando los estudiantes del caribe, abandonando sus estudios o salían en busca de trabajo, de marineros y meseros en barcos extranjeros. En cuanto a los estudiantes que sí lograban concluir sus estudios ya sea en Nicaragua o en el exterior, más del 90% de estos hombres y mujeres se casaban fuera de su lugar de origen, adaptando diferentes modos de vivir, sin volver a establecerse en su tierra nativa, en parte, esta situación se debía a la falta de empleo en las Regiones Autónomas y al hecho que emigrar entre los 18 y 27 años, edades en que la presión biológica para formar pareja es más intensa. También influye que los salarios de la región del Pacífico y en el extranjero son mucho mejores que los del Caribe nicaragüense. A esto se debe agregar la tendencia de los ministerios y ente autónomos de nombrar a personal oriundo de las regiones del Pacífico en los cargos de dirección en la región del Caribe.

En este contexto nace la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN), cuando los profesionales costeños (mujeres y hombres) agrupados en la Asociación URACCAN, después de un profundo análisis de acceso de la juventud y la población costeña a la Educación Superior, llegó a la conclusión de que la única manera de solucionar el problema, era creando nuestra propia universidad.  

Una universidad donde la educación es mucho más que la trasmisión de conocimientos, un recetario de procedimientos o un inventario de valores. La educación es un valioso medio para transformar su realidad y crear una sociedad más justa con la colaboración de personas capaces y competentes.

Una Institución de Educación Superior, que respondería a una población multiétnica, multilingüe y pluricultural acorde a lo establecido en la Constitución Política de Nicaragua en 1987.  

Una Universidad diferente con una visión comunitaria intercultural, que nos ayude a entender, respetar y tolerar al otro, que nos permita fortalecer nuestras respectivas identidades diversas, de género, etnia y cultura.  

Entre los planteamiento de los fundadores de la URACCAN se retoma este pensamiento: Para incluir a los que siempre han estado excluidos es necesario y urgente desarrollar un nuevo paradigma de la Educación Superior, un paradigma que permita el verdadero empoderamiento de los pueblos originarios, afrodescendientes y mestizos costeños, un paradigma de enseñanza en el cual estudiantes de estos pueblos pueden aprender desde la investigación de sus propia historias, sistematizar las buenas prácticas de sus pueblos, intercambiar desde sus propias lenguas sin ser tildados de menos por hacerlo.

Necesitábamos de universidades con sueños y aspiraciones académicas, que además de descolonizar puedan vincular la educación al conocimiento endógeno para que fundamentado en metodologías propias, se rescaten los valores, la cultura que construyeron nuestros ancestros, con su propia cosmovisión armónica con la naturaleza, las fuerzas espirituales y la dinámica como comunidad que hemos venido perdiendo Planteamientos del Dr. Ray Hooker Taylor, en el Tercer Simposio de Autonomía 2001:

Sin un sistema de educación de calidad diseñado por nosotros y  manejado  por  nosotros,  que  incluye  un fuerte sistema de valores que preserva lo mejor de las prácticas de nuestros ancestros tales como lo sagrado de toda  forma de  vida, la  vitalidad de la  comunidad y la  armonía con nuestro  ambiente, en combinación con una base  sólida en las  ciencias y las humanidades, sin un  sistema de esta  naturaleza y con el control debido, no tenemos  ninguna posibilidad  de  construir un  mejor  modo de  vida  para  nuestro  pueblo  que asegure el éxito del proceso autonómico.

Dentro de este marco, profesionales costeños y costeñas de ambas Regiones Autónomas, en 1992, fundan la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense, URACCAN, inaugurándola  el 30 de Octubre de 1994, y abriendo sus puertas en Enero 1995.

CRONOLOGÍA DE LA CREACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA UNIVERSIDAD DE LAS REGIONES AUTÓNOMAS DE LA COSTA CARIBE NICARAGÜENSE

  • Años 70: grupo de ciudadanos y ciudadanas de ambas regiones autónomas, gestionaron la instalación de una extensión de  la UNAN Managua en la Costa, iniciaron con Ciencias de la Educación, por falta de fondos no continuó.
  • Años  80: nuevo intento de la UNAN, con el Programa Universitario de Educación a Distancia (PRUEDIS).
  • 1991: Asociación URACCAN, presentaron ante el CNU el proyecto de creación de URACCAN.
  • 1992: 6 de marzo fue aprobado el proyecto.
  • 1993: 3 de Junio Asamblea Nacional otorga la personería jurídica, mediante el decreto 602, publicado en la Gaceta número 104.
  • 1994: Consejo Técnico de URACCAN, elabora normativa de organización y funcionamiento de los dos primero años de funcionamiento institucional y desarrolló las primeras elecciones de autoridades: Rectoría y Vicerrectorías de Recinto.
  • 30 de octubre 1994: inauguración oficial de la Universidad, mediante el anuncio de sus matrículas.
  • 1995, enero: inicio de actividades académicas en Recintos: Bilwi, Bluefields y Las Minas (Siuna) y extensiones  Bonanza y Rosita.
  • 1995: URACCAN, brinda la oportunidad, a estudiantes que iniciaron estudios en los 70 y 80, de concluir sus estudios con becas completas, de esta forma gradúa a 105 estudiantes de ambas regiones en Licenciaturas de Ciencias de la Educación. 
  • 1996: Establecimiento de la Extensión de Waspam.
  • 1996: de acuerdo con Ley 218, recibe financiamiento estatal mediante el 6% del Presupuesto General de la  República y se integra al CNU, como miembro pleno.
  • 1997: registro y publicación de Estatutos, según Certificación 1220, páginas 249 a 267 del Tomo II, Libro Quinto del Registro de Asociaciones del Departamento de Registro y Control del Ministerio de Gobernación.     
  • 1997: Establecimiento de la Extensión Nueva Guinea del Recinto Bluefields.
  • 2001: Descentralización de la Extensión Nueva Guinea y su transformación en un Recinto.
  • 2000: elaboración participativa del primer Plan Estratégico Institucional (PEI 2001 – 2005)
  • 2001: Declaración de la Universidad, por arte de los Consejos Regionales Autónomos,   como “Patrimonio de los Pueblos del Caribe nicaragüense”.
  • 2006: Aprobación de la Ley General de Educación, y esta reconoce el Subsistema Educativo Autonómico Regional (SEAR), como parte del Sistema Educativo Nacional) y a la URACCAN su carácter comunitario e interés público regional, reafirmando su financiamiento a través del Presupuesto General de la República.
  • 2007: Consejo Universitario (CUU), aprueba el segundo Plan Estratégico  Institucional (PEI 2008 – 2012).
  • 2004: Primer proceso de Autoevaluación Institucional con fines de mejora, en el marco del Proyecto de Modernización de la Educación Terciaria del país, financiado por el BID/MHCP.
  • 2010: Aprobación de la reforma de los Estatutos.
  • 2011: Consejo Universitario (CUU), aprueba, enmarcado en lo que establece la Ley 704, Ley Creadora del Sistema nacional para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación y Reguladora del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA):  el desarrollo de la Autoevaluación Institucional periodo 2008 – 2012; y la evaluación del PEI 2008 – 2012. 
  • 2014: Aprobación del Informe Final de Autoevaluación Institucional con fines de mejora 2008 – 2012 y el Plan Estratégico (PEI 2015 – 2019). 

Nuestro logo:

Los elementos que describen el emble­ma tienen un significado propio. El arco y la flecha, recuerdan nuestras raíces ances­trales. Los colores azul, amarillo y verde: las riquezas naturales, la tierra y el bosque.

Las seis estrellas circundantes a las si­glas de URACCAN, representan la multietni­cidad de la convivencia en la región: Miski­tus, Creoles, Mayangnas, Mestizos, Garífunas y Ramas. Dos ramas de laurel adornan la parte inferior del emblema. La leyenda de “Libertad, Sabiduría y Autonomía” son los principios éticos que dan fortaleza insti­tucional.

Nuestra Bandera: